viernes, 30 de julio de 2010

“TENED MUCHO CUIDADO CON TODA CLASE DE AVARIACIA”



ORACIÓN COMUNITARIA SAN GARCÍA ABAD

ALABANZAS AL SANTÍSIMO
INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
INTRODUCCIÓN
En el próximo domingo Jesús de Nazaret nos va a recomendar que no pleiteemos por los temas de dinero, que ni siquiera le tengamos apego. Su mensaje es claro y nítido. Seremos nosotros quienes tenemos que decidir si somos adoradores de Dios o del dinero. Y hemos de tener mucho cuidado porque el dinero, ya dijo Jesús es una especie de ídolo, de falso dios y muy poderoso.

ORACIÓN-MEDITACIÓN:
Diez pistas para un momento de oración
1.- Sitúate ante el mundo que te rodea. No todo da lo mismo. Todas las posturas tienen cabida, pero no todas tienen futuro.
“Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón”
2.- Dedica unos momentos a pensar tu vida y ponte en verdad. No construyas tu identidad comparándote con otros.
3.- Percibe el deseo de Dios que hay en tu corazón. Basta una pequeña brasa para encender un gran fuego.
“El reino de Dios está dentro de vosotros” (Lc 17,21).
4.- Haz silencio para ponerte ante una presencia. Busca la soledad para llegar al encuentro.
“No es el silencio del que no tiene nada que decir, sino el silencio del que teniendo muchas cosas que decir, se calla” (Beato Rafael
5.- Ábrete a la Palabra. Lee con detenimiento, comprende lo que lees, dialoga con la Palabra, quédate en silencio ante ella, deja que la Palabra te construya.
6.- Recuerda que orar es “tratar de amistad estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” (Santa Teresa).
7.- Aprovecha este momento para discernir tu vida y descubrir qué es lo que te pide Dios para que seas feliz, para que brote tu mejor tú.
8.- Concreta tu momento de oración en un compromiso.
“El verdadero abrazo a Dios se lo damos en la vida”
9.- Disponte a intercambiar los dones para construir un mundo nuevo.
“Al darnos nos vamos creando” “Pasarnos la emoción, el lirismo, el sentido de lo bello, el sentido de Dios” (Tomás Álvarez).
10.- Descubre qué tarea tienes que privilegiar en tu comunidad cristiana para recorrer con los demás el camino del encuentro con Dios en la oración.
“Lo que gratis habéis recibido, dadlo gratis”

MONICIÓN AL EVANGELIO
En el evangelio de Lucas de hoy, Jesús de Nazaret, ante una pregunta espontánea del pueblo construye un capítulo de su enseñanza, una auténtica catequesis, para los de antes y para nosotros. Jesús nos va a hablar muy seriamente de la inutilidad de las riquezas y de los estragos que, en nosotros, hace la adoración de las mismas.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 12, 13-21

En aquel tiempo, dijo uno del público a Jesús:
--Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.

Él le contestó:-Hombre, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros? Y dijo a la gente:-Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes.
Y les propuso una parábola:-Un hombre rico tuvo una gran cosecha.

Y empezó a echar cálculos: "¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha.
Y se dijo: Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el grano y el resto de mi cosecha.
Y entonces me diré a mí mismo: Hombre, tienes bienes acumulados para muchos años: túmbate, come, bebe y date buena vida”. Pero Dios le dijo: “Necio esta noche te van a exigir la vida Lo que has acumulado, ¿de quien será?” Así será el que amasa riqueza para sí y no es rico ante Dios.

Palabra del Señor

REFLEXIÓN: LA VERDADERA RIQUEZA.-
La escena que nos presenta hoy el Evangelio ha venido a ser un ejemplo típico de quienes tratan de manipular los valores de la fe, en provecho material de uno mismo.
Este hombre defraudado acude al Señor para que convenza a su hermano de hacerle partícipe en la herencia paterna.

El Señor, sin embargo, se niega rotundamente a dirimir la cuestión, prescindiendo incluso de decir si era o no justa la petición de aquel hombre.

No quiere ser árbitro ni juez entre quienes se pelean por una cuestión económica, tan frecuente, por desgracia, en la vida de entonces y en la de ahora.
En la de siempre podemos decir, ya que siempre el hombre tiene en su ser una fuerte inclinación a defender los propios intereses, a incrementarlos, a costa, en ocasiones, de lesionar los intereses de los demás.


PRECES

*Al caer la tarde tú Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.
*Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.
*Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.
*Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.
*Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.
*Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.
*Altísimo Señor, te encomendamos a nuestro párroco el padre Andrés y el padre Ángel
- Para que sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus próximas misiones.
*Padre te pedimos por el Papa, los obispos, sacerdotes y miembros de la vida consagrada,
- para que busquen verdaderamente cumplir tu voluntad aunque el mundo no lo entienda.
Señor, te pedimos por los enfermos y sus familiares,
-para que encuentren en esa enfermedad el camino que les acerca a Cristo, salud y vida; y pronto se vean librados del mal que les aqueja.
Señor, te pedimos por todos los hogares cristianos
- para que viviendo unidos en torno a Cristo vayan amasando un tesoro en el cielo.

ORACIÓN FINAL: ENVÍA TU LUZ

Envía tu luz a esta tierra injusta
para que se reparta el pan al pobre.

Abre nuestros ojos para ver la verdad.
Abre nuestros oídos para oír el dolor.

Haz que seamos personas de Paz,
que llevemos la paz con nosotros.

Aparta de nosotros el ansia de consumir
y ayúdanos a saber compartir.

Que demos la mano a quien lo necesite .

Amén

AVE MARÍA Y GLORIA












Fuentes:
Ana Navarro
Ángel Corbalán
Blog Parroquia San garcia Abad.