lunes, 9 de agosto de 2010

Mantenerse en vela y preparado.!!!!!!! (Oración Comunitaria)


ALABANZAS AL SANTÍSIMO

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

INTRODUCCIÓN:

No hay persona en el mundo que pueda vivir tu vida por ti.
Cada cual debe tener disponible su lámpara con aceite suficiente.
El aceite hace referencia a la energía que mueve nuestro espíritu: la oración, los sacramentos. Si el señor es Cristo, el encuentro con El es también personal, aunque los demás puedan ayudarte a llegar a El.
Sólo si le amas de verdad, si le buscas, si le deseas podrás conocerle.
Tienes que mantenerte en vela.

ORACIÓN-MEDITACIÓN: DESPRENDERSE

1- Desprenderse es soltar. Desprenderse es no guardar. Es ir por la vida con las manos abiertas. Desprenderse quiere decir que no tienes intención de guardar todo para ti, que estás dispuesto a dar de lo tuyo a otras personas, porque hay para todos.
2- Señor, ¿de qué puedo desprenderme? ¿qué puede ser, “eso que es mío y sólo mío” y que de alguna forma puedo dar a los demás? Puedo considerar como mío mi propia vida; el tiempo más o menos largo que se me da para vivir. Ayúdame, Señor, a que sepa desprenderme de mi propio tiempo. Que sepa compartirlo con los demás, en especial con los que sufren, con los que necesitan ser escuchados, con los que se sienten solos, con los que lloran, con los enfermos, con los que han perdido sus ganas de seguir viviendo...
3- ¿De qué más puedo desprenderme, Señor? De mis conocimientos, de todo lo que sé; de todo aquello que pueda con mi aportación enriquecer a los demás, de todos aquellos conocimientos y experiencias que he podido ir atesorando a lo largo de mi vida y que pueden ayudar al otro a ser más persona. Y es que a veces Señor, guardo para mí todo esto que Tú me has dado y no me acuerdo de que puedo compartirlo con los demás.
4- Desprenderse, Señor, es también derrochar lo que yo soy con los demás. Mi carácter... mi modo de ser... mi modo peculiar y especial de ser persona. Algunos lo haremos desde la alegría, otros desde nuestra capacidad de acogida... otros desde la ternura... otros desde la responsabilidad... cada uno, Señor, desde el talento que nos has dado. No para guardarlo, sino para compartirlo y hacer que crezca y dé fruto. Me gustaría ser esas manos abiertas que saben desprenderse... que lo dan todo por los demás, hasta la propia vida.
5- Ayúdame también a desprenderme de tantos recuerdos inútiles que me atan al pasado y que a menudo son un freno para enfrentarme al futuro. Que pueda ir por la vida ligero de equipaje. ¿Cómo podré seguirte si tengo que llevar a cuestas tantas cosas en las que he dejado un trozo de corazón?
6- Ayúdame, Señor, a derrochar lo que soy con los demás. Mi carácter, mi modo de ser, mi alegría, mi ternura... Aquí estoy Señor, en postura humilde. Quita de mí lo que no me deja seguirte, lo que dificulta mi actitud de desprendimiento.

MONICIÓN AL EVANGELIO

Lucas nos propone una escala de valores en la que lo fundamental es la búsqueda atenta del reino de Dios con la confianza puesta en el Señor y en su gracia.
Son dichosos los que viven como peregrinos liberados de lastres inútiles.
Es una llamada al realismo.
Nos pone en guardia frente a falsos bienes o dioses que seducen el corazón humano.
Según el evangelio de este domingo, el presente tiene que estar iluminado y fortalecido por el futuro.
Sí, vivir con los pies en la tierra y la mirada en el más allá.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 12, 32-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
--No temas, pequeño rebaño; porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino. Vended vuestros bienes, y dad limosna; haceos talegas que no se echen a perder, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas: vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle, apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el Señor, al llegar, los encuentre en vela: os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo. Y si llega entre la noche o de madrugada, y los encuentra así, dichosos ellos. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis, viene el Hijo del Hombre.
Pedro le preguntó:-Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos? El Señor respondió:-¿Quién es el administrador fiel y solicito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas? Dicho el criado a quien su amo al llegar lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes.
Pero si el empleado piensa: 'Mi amo tarda en llegar', y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse, llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándole a la pena de los que no son fieles. El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra, recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos. Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá: al que mucho se le confió, más se le exigirá.

Palabra del Señor

PRECES

*Al caer la tarde tú Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.
*Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.
*Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.
*Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.
*Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.
*Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.
*Altísimo Señor, te encomendamos muy especialmente al padre Andrés y a nuestro nuevo párroco,
- Para que sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus próximas misiones.
*Padre te pedimos por los frutos pastorales y espirituales de los distintos Encuentros Diocesanos de la Juventud,
-para que bajo la protección de Sta. María de África sea un semillero de nuevas vocaciones a la vida sacerdotal, religiosa y laical.
Señor, te pedimos por los enfermos y sus familiares,
-para que encuentren en esa enfermedad el camino que les acerca a Cristo, salud y vida; y pronto se vean librados del mal que les aqueja.

ORACIÓN FINAL

Te entrego, Señor, mi vida; hazla fecunda.
Te entrego mi voluntad; hazla idéntica a la tuya.
Toma mis manos; hazlas acogedoras.
Toma mi corazón; hazlo ardiente.
Toma mis pies; hazlos incansables.
Toma mis ojos; hazlos transparentes.
Toma mis horas grises; hazlas novedad.
Toma mi niñez; hazla sencilla.
Toma mis cansancios; hazlos tuyos.
Toma mis veredas; hazlas tu camino.
Toma mis mentiras; hazlas verdad.
Toma mis muertes; hazlas vida.
Toma mi pobreza; hazla tu riqueza.
Toma mi obediencia; hazla tu gozo.
Toma mi nada; hazla lo que quieras.
Toma mi familia; hazla tuya.
Toma mis amigos; son tuyos.
Toma mis pecados,
toma mis faltas de amor,
mis eternas omisiones,
mis permanentes desilusiones,
mis horas de amargura.
Transfórmalo todo,
como la abeja, en dulce miel.
Toma mis cruces y déjame volar.
Toma mis flores marchitas, y déjame ser libre.
Hazme nuevo en la donación,
alegría en la entrega,
gozo desbordante al dar la vida,
al gastarse en tu servicio. Amén.



AVE MARÍA Y GLORIA



Fuentes:
Ana Navarro
Ángel Corbalán
Blog Parroquia San Garcia Abad.