viernes, 12 de agosto de 2011

VIVA LA VIRGEN DE LA PALMA!!, Nuestra Patrona y Alcaldesa Perpetua de Algeciras! (La parroquia de San García Abad, honró a su Patrona)


Cumpliendo con los actos de la Novena a Nuestra Señora de la Palma, Patrona y Alcaldesa Perpetua de Algeciras, nos correspondió junto a la Parroquia del Sagrado Corazón, la celebración del día sexto de la Novena a Nuestra Señora, que culminarán el día 15 de Agosto, Festividad de Nuestra Señora de la Palma .

Y participamos no sólo con nuestra presencia y la de nuestro Párroco y Pastor, reverendo Don José Carlos Del Valle Ruiz, que dirigió la Misa Concelebrada, sino que además, rezamos El Santo Rosario(lo dirigió Gertrudis),y con nuestro Coro Parroquial, de Daniel y Merche, se amenizó todo el acto con una selección de canciones, dirigidas a destacar las Virtudes de Nuestra Señora.

La Iglesia de La Palma, que se encuentra en la Plaza Alta de Algeciras, en el centro de la ciudad , a las 19:20, diez minutos antes de comenzar El Santo Rosario, ya estaban llenas sus bancadas y apenas cabían personas en El Templo. Por lo tanto, a las 20:00 horas, cuando comenzó la Santa Misa, estaba totalmente lleno el Templo, se respiraba un silencio de devoción y espiritualidad.

Durante la homilía, nuestro párroco, reverendo Don José Carlos Del Valle, destacó entre otras virtudes de Nuestra Señora, la humildad, y que como Pablo VI, nos pone a La Virgen María, como el ejemplo a seguir para ser un verdadero cristiano. También destacó a propósito de los altercados en Inglaterra, sobre las palabras del Primer Ministro británico; “Esta sociedad está muerta”. Y recordó las dotes como educadora de María, un ejemplo a seguir para las madres y padres. Y sobre todo para todos los cristianos del mundo.

El Bello Ejemplo de María, Nuestra Madre y Señora.

La misión educativa de María, dirigida a un hijo tan singular, presenta algunas características particulares con respecto al papel que desempeñan las demás madres. Ella garantizó solamente las condiciones favorables para que se pudieran realizar los dinamismos y los valores esenciales del crecimiento, ya presentes en el hijo. Por ejemplo, el hecho de que en Jesús no hubiera pecado exigía de María una orientación siempre positiva, excluyendo intervenciones encaminadas a corregir. Además, aunque fue su madre quien introdujo a Jesús en la cultura y en las tradiciones del pueblo de Israel, será él quien revele, desde el episodio de su pérdida y encuentro en el templo, su plena conciencia de ser el Hijo de Dios, enviado a irradiar la verdad en el mundo, siguiendo exclusivamente la voluntad del Padre. De «maestra» de su hijo, María se convirtió así en humilde discípula del divino Maestro, engendrado por ella.

Su experiencia educadora constituye un punto de referencia seguro para los padres cristianos, que están llamados, en condiciones cada vez más complejas y difíciles, a ponerse al servicio del desarrollo integral de la persona de sus hijos, para que lleven una vida digna del hombre y que corresponda al proyecto de Dios.


Poema a Santa María de la Palma.
(Lola Peche Andrade) *



Suavidad de jazmín al tacto leve
Ofrece el alabastro en la escultura.
Deslumbre de salinas y de nieve.
Fingido movimiento, que figura
Grácil la forma, vaporosa y breve.

Rendida inclinación de espiga llena,
Cuello almenado y terso, que sostiene
Un ánfora de luz, donde serena
Su lumbre al sol, mansa se detiene
Ante el prodigio de la gracia plena.

Paloma en vuelo inmóvil, detenida
En su margen azul y ribereña;
Blanca vara de nardo, florecida
De niño y palma, en la Ciudad sureña
De la que es pulso, protección y vida.

Patrona de mi barca. Marinera
De rutas altas, que dejó los mares
Y se quedó, celeste medianera,
Trocando por las olas los altares
Donde el amor la tiene prisionera.



(*) María Dolores, Lola, Peche Andrade fue una poetisa nacida en Algeciras el día 1 de abril de 1918 y fallecida en la misma ciudad en 1989.

Y desde este lugar, este punto de encuentro y divulgación de La Palabra de Dios, decimos con mucha fuerza y amor...Viva La Virgen de La Palma!!











Fuentes:
Iluminación Divina
Poesias de Lola Peche
L'Osservatore Romano
Ángel Corbalán