jueves, 4 de marzo de 2010

Un amor incomprensible

Año Sacerdotal
4 de Marzo





Un amor incomprensible

Lo más maravilloso de Dios hecho hombre es que ha muerto por nosotros. (...) Uno comprende que tiene que resucitar, comprende la resurrección, comprende este comienzo de la posesión de las cosas en su raíz, que es la ascensión al cielo, pero lo que no comprendería, lo que no imaginaría, lo que nunca podría suponer es que Dios haya muerto por él.

Esto provoca en el hombre pecador una conmoción inmensa. “Simón, ¿me amas?”. No: “Has fallado, me has traicionado”; “Simón, ¿me amas?”. Esta es la gran revolución moral que el cristianismo ha traído al mundo: un amor que trata de aplicarse, que suplica poderse aplicar, que invoca, que mendiga.

“El amor que nos ha demostrado Cristo nos apremia ante la idea de que uno ha muerto por todos, ha muerto para que todos vivamos no ya para nosotros mismos, sino para aquel que ha muerto y resucitado por nosotros”. Así se vuelve a decir, en la pasión que me consume el corazón, lo que me toca hacer a mí, llamado de nuevo al ideal, mientras me urge que el ideal se realice en los demás.

Luigi Giussani
(Palabras a los sacerdotes,
Turín, 1996, pp. 69-70)




Don Giussani


Luigi Giussani (15 de octubre, 1922 Desio, Milán - 22 de febrero de 2005), sacerdote italiano, es el fundador del movimiento eclesial Comunión y Liberación.

Su padre, Beniamino Giussani le inculcó el gusto por la poesía, la música y la pintura; su madre, Angelina Gerosa la religiosidad.

Muy joven ingresó en el seminario y posteriormente realizó sus estudios en la Facultad de Teología de Venegono. En este mismo sitio después ejercería varios años como profesor. Entre 1964 y 1990 enseñó teología introductoria en la Università Cattolica del Sacro Cuore en Milán.

Luigi Giussani, el fundador del movimiento católico "Comunión y Liberación", falleció en Milán, la madrugada del 22 de febrero de 2005, a los 82 años, a causa de una insuficiencia circulatoria y renal. 'Don Giussani', como se le conocía en Italia, era considerado uno de los principales exponentes del catolicismo contemporáneo en Italia y en Europa.

La fraternidad "Comunión y Liberación" en la actualidad está presente en cerca de 70 países. El objetivo del grupo tal como lo propuso Giussani es promover una educación cristiana madurada por sus miembros y colaborar con la misión de la Iglesia en todos los ámbitos de la sociedad.

"La oración es el gesto más razonable que el hombre, implicado en la lucha cotidiana por la vida, puede realizar, la petición es el alfa y la omega de todo. Yo no he hecho nada, soy un cero. Todo lo hace el Infinito y nosotros no haríamos nada si no se nos diera. "