viernes, 3 de agosto de 2012

Hoy es… San Aspreno, Primer Obispo de Nápoles !!



Muchísimos  napolitanos atrapados por la gran devoción al  principal patrono de la ciudad, S. Genaro, y por el espectacular milagro de la sangre licuada, (tres veces al año:


1- la octava del primer sábado de mayo;

2- la octava de 19 de septiembre;

3- 16 de diciembre).



Han olvidado que el primer obispo de la naciente comunidad cristiana en Nápoles fue S. Aspreno, mientras que San Genaro fue obispo de Benevento y martirizado en Pozzuoli.

Aspreno vivió entre el I y II, siglo D.C. Según el Calendario Marmoreo Napolitano, una antigua estela en la que están los nombres de los obispos de Nápoles hasta el siglo IX, indica que su liderazgo pastoral sería de aproximadamente 23 años.
Su vida transcurrió durante el tiempo de  Trajano y Adriano. Es particularmente  reconocido por el amor para con  los pobres y ha demostrado siempre disposición a cualquier persona sin tener en cuenta la clase o condición social, y su especial carisma fue acrecentar la comunidad cristiana napolitana.

De su vida no sabemos nada de cierto, pero una antigua leyenda, recuperada  y reordenada narra que San Pedro, fundada la Iglesia de Antioquía, dirigiéndose a Roma con algunos discípulos, pasó por  Nápoles y curó de un mal a una anciana, quien se convirtió, y que luego sería la que se conoce con el nombre de Santa Cándida la Vecchia.

Cándida habría llevado hasta la presencia de San Pedro  al propio Aspreno, también enfermo.

Cuenta la leyenda que cuando Aspreno se curó, se convirtió al cristianismo.

San Pedro, antes de abandonar Nápoles, lo  consagró obispo de ésta ciudad, porque  en poco tiempo la comunidad cristiana era amplia y necesitaba de un pastor.

El obispo Aspreno habría hecho construir la iglesia de Santa Maria del Principio, la que después sería la Basílica de Santa Restituta que es la Catedral de Nápoles. La leyenda atribuye a Aspreno la fundación de la Basílica de San Pietro ad Aram, la primera iglesia napolitana, donde Pedro habría celebrado una Misa. El santo obispo murió lleno de méritos, y muchos milagros se han obtenido a través de su intercesión.Fue sepultado, según la tradición, en el Oratorio de la iglesia de Santa María del Principio.

Algunos estudios mas reciente aceptaron que fueron puestos en las catacumbas de San Genaro, en la Basílica superior, no muy bien conservadas están las imágenes de  los 14 obispos Napolitanos.

El Obispo John Scriba (842-49) llevó los restos a la Basílica Stefanía y San Aspreno fue sepultado bajo el altar de la capilla dedicada a él.

En la Capilla del tesoro de San Genaro, que se  encuentra en la Catedral, está junto con los bustos de plata de San Genaro y otros cincuenta protectores de Nápoles el bastón con el que el apóstol Pedro le curó la enfermedad.



San Aspreno fue el primer patrón de Nápoles, pero en 1673, la devoción se desplazó en segunda posición después de San Genaro.


Es particularmente invocado para curar la migraña, y su fiesta litúrgica es recordada en el Martirologio Romano y en el Calendario Marmoreo el 3 de agosto.