jueves, 3 de diciembre de 2009

ADORACIÓN COMUNITARIA DE ADVIENTO , 4 de diciembre de 2009


Regina caeli (Tom solene) - Coral Gregoriano de Belo Horizonte


ALABANZAS AL SANTÍSIMO .

CANTO AL ESPÍRITU SANTO.

INTRODUCCIÓN.
Hoy, Juan Bautista, nos pide que cambiemos de vida y que volvamos al Señor. Pero, no nos equivoquemos, no somos nosotros quienes nos acercamos al Señor.

Es Dios quien, como Padre, sale a nuestro encuentro. San Pablo, nos dice que por la oración llegaremos un día a Cristo limpios y repletos de frutos de justicia y de santidad.


CANTO MARANA THA, VEN SEÑOR JESÚS


ORACIÓN-MEDITACIÓN: Preparar caminos a Dios
Para que broten fuentes en el desierto tiene que haber pozos escondidos en la montaña.
Visualiza el desierto y métete en él. El desierto es símbolo de silencio para oír la voz de Dios, de soledad para el encuentro con Dios en el corazón, de peregrinación hacia una nueva vida.
Llévame, Señor, al desierto, llévame a la soledad y háblame al corazón. Que mi sed se encuentre con tus aguas abundantes, mi Dios.
Escucha la palabra de Juan. Con su aspecto de profeta te urge a que desandes tus caminos equivocados, mires la vida de otra manera y te vuelvas a Dios.
Reconozco, Señor, mis pasos en falso. Me he alejado de Ti y de mí. No he oído los gritos de dolor de mis hermanos. Espero desde el fondo de mí ser tu misericordia.
Pon tus ojos en Jesús, a quien Juan anuncia. No lo pierdas de vista. Él es tu salvación. Él te regala el Espíritu de la alegría. El enciende en tu corazón el fuego del amor. Él es la novedad que supera todas tus expectativas.
Tu amor me hace nacer de nuevo, tu amor me acompaña día a día, tu amor me espera al final de cada jornada. Gracias, Jesús.
Descubre tu vocación profética y pon en práctica la hermosa tarea de preparar caminos a Dios en los que te rodean.

CANTO Preparad el camino al señor y escuchad la palabra de Dios.

MONICIÓN AL EVANGELIO El Evangelio de Lucas nos va a dar noticia histórica del nacimiento de Juan, el Bautista. Y también del anuncio de la llegada del Mesías. El mismo Juan se hará llamar como la frase pronunciada muchos años antes por el profeta Isaías: la voz que clama en el desierto. Y el mensaje del antiguo profeta es el auténtico pan de acción del Bautista.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 3, 1-6
En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del Profeta Isaías.
-- Una voz grita en el desierto: preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios.


Palabra del Señor.



PRECES

Al caer la tarde tu Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.
Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.
Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.
Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.

Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.

Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.

Oh Cristo, que con tu sacrificio redentor purificas y elevas el amor humano,
- haz que los hogares cristianos sean cantera de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

Jesucristo Rey del Universo, que nos has redimido y rescatado al alto precio de Tu Sangre,
- haz que tus sacerdotes sean siempre fieles al servicio de Tu Reino de verdad, de vida, de justicia, de amor y de paz.

Dios salvador, que por medio de tus profetas nos has prometido la verdadera conversión,
- ven a nuestros corazones impuros para purificarlos.
.
Altísimo Señor, baja a escucharnos con la bondad que te distingue,

- Para que nuestro párroco el padre Andrés y el padre Ángel sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus misiones.

ORACIÓN FINAL
Con este himno alabamos al Señor que ha bendecido a María con toda clase de bienes Y en ella a toda la humanidad. (Se proclama a dos coros. Puede seguir la alabanza haciendo resonancias).

Salve agraciada de Dios,
Paz a ti llena de gracia,
¡alegría a ti santa Inmaculada!
¡Oh sí, para siempre,
bendición, paz y gozo a ti!

Salve madre de nuestro amor Jesús,
Paz a ti madre de nuestro Dios,
¡alegría a ti, madre de la Iglesia!
¡Oh sí, para siempre,
bendición, paz y gozo a ti!

Salve reina de los ángeles,
paz a ti reina de los santos,
¡alegría a ti reina de los pobres!
¡Oh sí, para siempre,
bendición, paz y gozo a ti!

Salve esposa del Espíritu Santo,
paz a ti mediadora de la gracia,
¡alegría a ti, mujer coronada de estrellas!
¡Oh sí, para siempre,
bendición, paz y gozo a ti!


GLORIA Y BENDICIÓN