viernes, 24 de septiembre de 2010

Tú eres el Mesías, el hijo de Dios.!!!! (Oración al Altísimo)



ALABANZAS AL SANTÍSIMO

( S. Francisco de Asís)

Tú eres el Señor Dios;

Tú eres el Dios de los dioses, quien solo obras maravillas.

Tú eres fuerte, tú eres grande, tú eres Altísimo; tú eres Todopoderoso.

Tú santo Padre, Rey de la tierra y del cielo.

Tú eres trino y uno; Señor Dios de dioses.

Tú eres bueno, eres todo lo bueno,

Tú eres el mayor bien; el Señor Dios, vivo y veraz.

Tú eres amor, caridad; tú eres sabiduría; tú eres humildad.

Tú eres paciencia; tú fortaleza y prudencia.

Tú eres seguridad, tú eres descanso; tú eres gozo y contentamiento.

Tú eres justicia y templanza; t ú eres todo nuestro tesoro y abundancia.

Tú eres la belleza, tú eres la suavidad; tú eres el protector;

Tú eres el guardián y el defensor.

Tú eres nuestro refugio y fortaleza;

Tú eres nuestra fe, esperanza y caridad.

Tú eres nuestra gran dulzura; tú eres nuestra vida eterna.

Infinita Bondad, grande y admirable Señor Dios Todopoderoso:

amante y misericordioso Salvador.


INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO(Oración de San Agustín)

Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de sabiduría:
dame mirada y oído interior
para que no me apegue a las cosas materiales,
sino que busque siempre las realidades del Espíritu.


Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de amor:
haz que mi corazón
siempre sea capaz de más caridad.


Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de verdad:
concédeme llegar al conocimiento de la verdad
en toda su plenitud.


Ven a mí, Espíritu Santo,
agua viva que lanza a la vida eterna:
concédeme la gracia de llegar
a contemplar el rostro del Padre
en la vida y en la alegría sin fin.

Amén.


INTRODUCCIÓN

• Creemos todos en Jesús. Pero algunos entienden a Jesús de una manera y otros de otra. Hoy ¿cuál es el Jesús más común en la manera de pensar de la gente?
• La propaganda ¿cómo interfiere en mi modo de ver a Jesús? ¿Qué hago para no dejarme embaucar por la propaganda? ¿Qué nos impide hoy reconocer y asumir el proyecto de Jesús?

ORACÍON-MEDITACIÓN


Oh Jesús,

te pido humildemente por todos mis hermanos y hermanas

que se han alejado de la Iglesia Católica.

Que vuelvan a ver y revisar las razones que los movieron a hacer tal cosa.

Ilumínalos y muévelos a la conversión.

¡Que regresen sin miedo al seno de la Iglesia Católica, su verdadera Madre!

¡Que regresen al seno de la Iglesia Católica, que los espera con los brazos abiertos para que te reencuentren a Ti!

¡Que regresen para reencontrar a su Madre, la Santísima Virgen de Guadalupe!

¡Que regresen a la Iglesia Católica donde se encuentra la plenitud de la verdad revelada y los medios de salvación!

¡Que regresen a la Iglesia Católica donde se encuentra la ininterrumpida tradición cristiana!

¡Que vuelvan a estar unidos a la vid verdadera!

Amén.


MONICIÓN AL EVANGELIO


En clima de oración Jesús le hace una pregunta a sus discípulos y los pone en jaque mate. En principio recibe respuestas de lo que pensaba la gente de lo que ellos habían visto y oído. Pero Jesús ahonda un poco más y exige una respuesta vital; vosotros ¿Quién dicen que soy yo?, finalmente Pedro, siguiendo su corazón, como se lo había revelado el Padre del cielo respondió: Tú eres el Mesías, el hijo de Dios.

Pero la pregunta de fondo de Jesús es, para mí, es para tí, es para nosotros ¿quién soy yo? Podemos eludir esta respuesta, y pasa que hay hombres y mujeres que van por la vida sin esbozar una respuesta a esta pregunta; otros, responden a medias, van a los libros e intentan deducir quien es Jesús.

La buena noticia de hoy quiere enseñarnos que sólo podremos responder quien es Jesús si aprendemos a encontrarnos con Él, o mejor dicho, si nos dejamos encontrar por Él, porque a veces huimos, nos escondemos y el encuentro se torna difícil. Jesús nos encuentra de una manera sorprendente, Jesús en nuestro encuentro es siempre sorpresa, y para poder entrar en esa intimidad necesitamos abrir el corazón que es el templo para vivir en plenitud el misterio del encuentro.


Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,18-22):

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó: «¿Quién dice la gente que soy yo?»

Ellos contestaron: «Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.»

Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»

Pedro tomó la palabra y dijo: «El Mesías de Dios.»

Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.»

Palabra del Señor


PRECES
*Al caer la tarde tú Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.

*Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.
*Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.
*Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.
*Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada..
*Te encomendamos Señor a todos los sacerdotes que son y han hecho historia en nuestra parroquia,
-Dales fortaleza en su trabajo y un amor grande a la Cruz.
*Señor Jesús, te agradecemos por tener en medio de nosotros al padre D. José Carlos, testimonio de larga vida entregada a Ti.
-Te rogamos bendigas sus trabajos con frutos abundantes y danos a nosotros la fe viva para para valorar su experiencia y acompañarlo en esta nueva misión.
*Señor, te pedimos también por todos los que llevan diversas cruces en su vida y son incapaces de soportarlas.
-Para que les ayudemos física y espiritualmente.

*Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.
Señor, te rogamos por el fruto de la Jornada Mundial de la Juventud,
- para que sea un tiempo de Gracia donde se impulse la vida de fe de nuestros jóvenes y se fortalezca el trabajo con ellos.
Padre, acoge nuestra oración por el Papa, los obispos y sacerdotes
-para que no se cansen de anunciar el Evangelio, que nos lleva a compartir nuestros bienes con los más necesitados.
A Ti que enalteces a los humildes, te rogamos por los jefes de gobierno, los que tienen el poder económico, los que imparten justicia,
- para que no se dejen llevar por las “glorias” de este mundo y tengan su mirada en los más pobres y necesitados.
Te rogamos, Señor, por los enfermos, por los moribundos, los necesitados, los que no tienen trabajo
-para que les ayudes a través nuestra que somos sus hermanos
Padre, te rogamos por todos nosotros que compartimos este momento de oración
-para que ilumines nuestro caminar haciéndonos ver siempre cual es Tu voluntad.


ORACIÓN FINAL:

Bendito Yahvé, mi Roca,
que adiestra mis manos para el combate,
mis dedos para la batalla.
Es mi aliado y mi baluarte,
mi alcázar y libertador,
el escudo que me cobija. (Sal 144,1-2)



AVE MARÍA Y GLORIA

Fuentes:
Patricia Molina, rmi
Ángel Corbalán
Blog Parroquia San García Abad.