jueves, 19 de noviembre de 2009

La Oración del Viernes, 20 de Noviembre


Gregorian Chants - Salve Regina.mp3 -

ALABANZAS AL SANTÍSIMO


CANTO AL ESPÍRITU SANTO


INTRODUCCIÓN
Domingo tras domingo hemos ido acompañando a Jesús; unas veces con fiestas extraordinarias; otras, con las misas de cada día y, sobre todo, en los domingos su Palabra, su Eucaristía nos ha llevado a comprender que NO HAY NADIE NI NADA COMO EL. Que, el Señor, es la meta y el origen de todo.
A punto de iniciar el Adviento, tiempo que nos preparará para la Navidad, esta fiesta de CRISTO REY quiere poner a Jesús en el centro de todo lo que somos y vivimos.
Que trabajemos por su reino: un reino de paz, de justicia, de verdad y de hermanos. ¿Lo haremos posible? ¿Nos dejaremos llevar –como siervos suyos- por el Rey Jesús?

CANTO Transforma mi mente, Señor, según tú quieres, para descubrir que soy tuyo.

ORACIÓN-MEDITACIÓN:
Comienza tu encuentro con Jesús con un momento de silencio. Pide al Espíritu que te lo haga presente. La oración no es cuestión de ideas, sino de encuentro con la persona de Jesús. Acostúmbrate a estar y dialogar con El.
Quiero estar contigo, Jesús. A solas. Cara a cara. Corazón con corazón. Tú le das un nuevo horizonte a mi vida.
Haz sobre ti la señal de la cruz. Ahí están escondidos la verdad y el amor que Jesús quiere ofrecer a tu vida.
Jesús, echa fuera de mí la mentira.
Quítame los miedos a la verdad.
Graba tu amor en mi corazón.
Quien es de la verdad escucha su voz, quien no se deja manipular por el poder. Recoge los ecos que Jesús va dejando en su peregrinar por tu vida.
Abro mis oídos a tu verdad, Señor.
Quiero caminar tras tu verdad.
Quiero que Tú seas mi reino, mi alegría.
Reacciona ante la propuesta que te hace Jesús. Lleva a la práctica los sentimientos que brotan en tu corazón.
Ayúdame a ser testigo de la verdad.
Aleja de mí la prepotencia, la violencia.
Quiero comunicar vida, como lo haces Tú.
Alabo al Padre, fuente de toda verdad.
Oro para que haya muchas personas, capaces de testimoniar la verdad en el amor.
Tú eres mi Rey, mi Señor, mi Vida. ¡Gracias!

CANTO Cristo Jesús, mi luz interior, no dejes que mis tinieblas tengan voz, Cristo Jesús, disipa mis sombras, y haz que en mí sólo hable tu amor.

MONICIÓN AL EVANGELIO
La verdad oficial se impone por la violencia. “La verdad de Jesús no se impone de otra manera que por la fuerza de la misma verdad, que penetra suave y a la vez fuertemente en las almas” (Vaticano II). Quien piense en el poder está muy lejos del reinado de Jesús, que se hace presente en el servicio, en la entrega de la vida y en la no violencia.
¡Ojalá que este precioso evangelio de Jesús suscite en ti una búsqueda apasionada de la verdad, un encuentro hondo con Jesús, verdad de Dios y verdad y dignidad del ser humano. “Quien busca la verdad, busca a Dios, sea de ello consciente o no” (Edith Stein).

EVANGELIO DE JUAN 18,33b-37

En aquel tiempo, preguntó Pilatos a Jesús: - ¿Eres tú el rey de los judíos?


Jesús le contestó: - ¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?
Pilatos replicó: - ¿Acaso yo soy judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí ¿Qué has hecho?

Jesús le contestó: - Mi reino no es de este mundo. Si me reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.

Pilatos le dijo: - Conque, ¿tú eres rey?

Jesús le contestó: - Tú lo dices: Soy Rey. Yo para esto he nacido y por eso he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.

Palabra del Señor .

CANTO

Aclamad al Señor, tierra entera, servid al Señor con alegría .

PRECES
Al caer la tarde tu Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.
Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.
Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.
Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.
Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.
Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.


Oh Cristo, que con tu sacrificio redentor purificas y elevas el amor humano,
- haz que los hogares cristianos sean cantera de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.
Altísimo Señor, baja a escucharnos con la bondad que te distingue,
- Para que todos los sacerdotes y en especial nuestro párroco el padre Andrés y el padre Ángel sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus misiones.
Jesucristo Rey del Universo, que nos has redimido y rescatado al alto precio de Tu Sangre,
- haz que tus sacerdotes sean siempre fieles al servicio de Tu Reino de verdad, de vida, de justicia, de amor y de paz.
.
ORACIÓN FINAL. Jesús
¡Señor Jesús!
Mi Fuerza y mi Fracaso
eres Tú.
Mi Herencia y mi Pobreza.
Tú, mi Justicia, Jesús.
Mi Guerra y mi Paz.
¡Mi libre Libertad!
Mi Muerte y Vida, Tú,
Palabra de mis gritos,
Silencio de mi espera,
Testigo de mis sueños.
¡Cruz de mi cruz!
Causa de mi Amargura,
Perdón de mi egoísmo,
Crimen de mi proceso,
Juez de mi pobre llanto,
Razón de mi esperanza,
¡Tú!

Mi Tierra Prometida
eres Tú...
La Pascua de mi Pascua.
¡Nuestra Gloria por siempre
Señor Jesús!

AVE MARIA Y GLORIA