miércoles, 19 de octubre de 2011

Hoy es...San Pablo de la Cruz. Fundador de los Padres y Hermanas pasionistas


San Pablo de la Cruz, fundador de la orden de los pasionistas, enseñó el amor a la sagrada Pasión como el remedio más efectivo contra las palabras del demenio. Santa Gema Calgani llevó estas enseñanzas en el corazón y ofreció sus intensos sufrimientos por la conversión de los pecadores.


Pablo nació en Ovada,en 1694 el mismo año que Voltaire,cerca de Génova, Italia, en una familia noble con dificultades económicas.Pablo Francisco Danei Massari fue el mayor de los 16 hijos de sus padres, de los cuales solamente sobrevivieron seis. Luego de haber ayudado a su padre en su comercio y de servir por algún tiempo en el ejército, se sintió pronto atraído por la contemplación de la Pasión de Jesús y la evangelización de los campesinos.

A los 19 años de edad, al escuchar la prédica espiritual de un sacerdote, San Pablo de la Cruz se sintió profundamente transformado en su interior, y decidió consagrar su vida a Dios de una manera radical. La tradición cuenta que la Virgen se le apareció, y que ella fue quien le dictó el negro hábito y la norma de vida contemplativa de lo que pronto sería la Orden de los Pasionistas, a la cual fundaría inspirado en la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

Retirado en 1720 a una ermita, donde se entregó a severas mortificaciones y donde recibió gracias místicas excepcionales, prolongaba su oración por lo menos durante siete horas cada día. Por entonces concibió la regla de los «Clérigos descalzos de la Santa Cruz y de la Pasión», que proyectaba fundar.

Después de haber sido ordenado de sacerdote (1726), se consagró a la predicación a través de toda Italia en misiones al estilo de fuerte tono de la época: disciplinándose en el púlpito y doblando a muerte por las noches para incitar a todos a que se preparasen para el último trance.


La Regla de los Pasionistas fue aprobada en 1741, a pesar de los titubeos de la autoridad ante su carácter austerísimo. Pablo Danci se convirtió, a partir de entonces, en Pablo de la Cruz. Multiplicó las fundaciones de los «Retiros», como llamaba a sus casas, añadiendo a la orden una rama femenina (1771).

En 1765 fijó su residencia en Roma. En 1773, el papa Clemente XIV, oyendo que Pablo había tenido por compañero a un hermano de nombre Juan, muerto con fama de santidad (1765), les confió a los Pasionistas el servicio de la antigua basílica de los Santos Juan y Pablo, en el Coelius.


Allí fue donde murió San Pablo de la Cruz el 18 de octubre de 1775.


Oración:



¡Oh glorioso San Pablo de la Cruz! Vos que meditando la Pasión Santísima de Jesucristo llegasteis a tan alto grado de santidad en la tierra y de felicidad en el cielo, y que predicándola ofrecisteis al mundo eficaz remedio para todos los males, alcanzadnos la gracia de llevarla siempre grabada en nuestros corazones, y que la propaguemos con palabras y ejemplos a fin de recoger los mismos frutos que Vos en el tiempo y en la eternidad.
Amén.








Fuentes:
Iluminación Divina
Santoral Católico
Ángel Corbalán